DISTRIBUCIÓN MOTOR


La
correa de distribución es el elemento que transmite el movimiento circular del cigüeñal hacia el o los ejes de levas (árboles de levas), mediante el cual se accionan  las válvulas de admisión y de escape. Algunas correas de distribución también accionan otros elementos del motor como la bomba de agua o las bombas mecánicas de inyección  de combustible.

Al estar tantos elementos conectados por la correa de distribución estos deben de estar perfectamente sincronizados, las válvulas de admisión y escape deben accionarse en el  momento oportuno, del mismo modo que la inyección de combustible (mecánica) debe de funcionar también al compás de los otros elementos.

La correa de distribución es un elemento de mantenimiento preventivo más, aunque sus cambios se extiendan más en el tiempo y sean una de las operaciones de mantenimiento más costosas del coche. El tiempo o kilometraje para cambiar la correa de distribución está determinado por el fabricante y oscila entre los 60.000 y 140.000 kilómetros aproximadamente. Respetar el tiempo (sin necesidad de llegar al kilometraje) es importante para evitar roturas de la correa, que se deteriora con el paso del tiempo.

Hay una serie de condiciones que hacen que sea recomendable prestar más atención al estado de las correas de distribución y cambiarlas antes de tiempo si es preciso. Quienes hacen muchos recorridos cortos y en ciudad, por ejemplo, han de extremar las precauciones, al igual que quienes viven en climas extremos (por frío o calor) o quien aparca el coche en la calle o se mueva en ambientes muy polvorientos, lluvias o con barro.

 

Con una inspección visual de la correa podemos detectar problemas. Si esta presenta agrietamientos, decoloración evidente, desprendimientos, ligeras roturas o desgaste acusado, es aconsejable cambiarla para evitar males mayores. Del mismo modo, si adquirimos un coche y no estamos seguros del mantenimiento que se le haya realizado, es aconsejable cambiar la correa, así como los líquidos y filtros, para asegurarnos del correcto mantenimiento del vehículo.

A la hora de cambiar la correa de distribución, es importante no escatimar en gastos y sustituir todos los elementos periféricos. Así, deberemos cambiar todos los tensores y la bomba de agua si esta se acciona por la correa. También es conveniente sustituir los retenes de los árboles de levas y del cigüeñal, para evitar posibles fugas por el deterioro de las mismas en el futuro. En el caso de contar con árboles contrarrotantes (empleados para equilibrar el motor y disminuir vibraciones), también hay que cambiar sus correas de accionamiento (de ser independientes) y los rodamientos necesarios.

Escatimar en estos elementos puede suponer que alguno presente defectos a posteriori, lo que implicaría volver a desembolsar el coste de toda la mano de obra, que es lo más costoso en una sustitución de la correa de distribución.

Desmontar y montar la correa de la distribución es una tarea compleja y que es aconsejable que sea realizada por personal especializado. Exige algunos conocimientos técnicos y herramientas adecuadas.  No seguir los pasos de forma adecuada puede dar lugar a averías y roturas que fácilmente alcanzarán las cuatro cifras..

 

En Villa Maria Repuestos contamos con el más amplio stock de Kits de distribución (correas y tensores) para todo tipo de vehículos. Comercializamos las marcas más reconocidas del mercado que permiten una circulación más segura.

Nuestras marcas son: Dayco, Hutchinson, Ina, Gates y originales.

 

Aprovecha a consultanos y pedinos cotización y te resolvemos el problema de tu distribución!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *