preparar el auto para las vacaciones

El Mundo de los Motores te recomienda preparar el auto para las vacaciones teniendo en cuenta un breve listado de cuestiones  para que el descanso en la playa, el campo o la montaña no se transforme en un dolor de cabeza. La idea es no hacer todo a último momento o salir apurado con el vehículo en dudosas condiciones.

 Salvo los más precavidos, la mayoría de la gente deja para último momento el acondicionamiento del auto, y se encuentra con talleres abarrotados, con pocos turnos, que terminan haciendo reparaciones a las apuradas y con consecuencias inesperadas.

Para no llegar a este punto, acercamos algunos ítems para preparar el auto para las vacaciones:

  • Distribución

En aquellos vehículos que sea necesario el cambio de correa dentada que estén cerca de tener que realizar el servicio sería conveniente anticiparse y hacerlo con un mecánico conocido y olvidarse de este tema a la hora de viajar.

En Villa María Repuestos encontra todo para la distribución de tu vehículo

  • Revisar las cubiertas

Estas deben estar en perfectas condiciones, sin que el dibujo de las mismas esté muy cerca del testigo que trae el mismo neumático y que nos indica que ya deben cambiarse por otros nuevos.

Los fabricantes recomiendan que el dibujo del neumático no sea menor a los 1,6 mm de profundidad, lo que ya indicaría un desgaste importante y una pérdida de adherencia que frente a una situación compleja pondría en peligro a los ocupantes del vehículo impidiendoles frenar adecuadamente la marcha.

En el caso de los neumáticos también es conveniente revisar la cubierta de auxilio para que, en caso de ser necesario, esté lista para reemplazar a otra que pueda sufrir un pinchazo o un reventón.

  • Revisar fluidos

Hay que tener en cuenta que en época de calor, la exigencia del vehículo en un viaje largo va a ser mucho mayor que si se estuviera utilizando en la ciudad. Entonces es necesario que el sistema de refrigeración funcione a la perfección. En este caso hay que revisar el nivel de agua del recipiente destinado a tal fin y reponer lo que falta. No es conveniente rellenar el recipiente con agua común, sino con un líquido específico para tal fin que ayude a bajar la temperatura del motor.

Los niveles de los fluidos de refrigeración, frenos, dirección hidráulica y aceite de motor pueden ser revisados en una estación de servicio o en algún comercio dedicado a la actividad. Recordar hacerlo con tiempo porque los comercios del rubro trabajan con turno y van a estar con bastante trabajo debido a los viajes de fin de año y a la proximidad de las vacaciones.

  • Controlar que no haya pérdidas

Una vez asegurado que los niveles de los fluidos estén en condiciones, un buen ejercicio es asomarse debajo del motor y observar que no haya pérdidas de ningún tipo, incluso en la parte de atrás del vehículo donde está el tanque de combustible.

  • Aire acondicionado

Para aquellos vehículos que están provistos de aire acondicionado es aconsejable ir probando desde ahora que funcione correctamente y si tienen la carga de gas necesaria como para cumplir su cometido. Caso contrario habrá que acudir a una firma del rubro para ponerlo en condiciones. Recordar que si se viaja en una jornada muy calurosa, esta prestación será muy bienvenida para acondicionar el interior del automóvil, sobre todo si el viaje es con chicos.

  • Realizar la ITV

Un paso fundamental antes de salir de vacaciones. El hecho de pasar la verificación técnica indica que el vehículo está en buenas condiciones para salir a la ruta, al menos en cuestiones referidas a frenos, luces, dirección y amortiguación, ítems a los que el usuario común no presta la debida atención y con este trámite queda cubierto al menos en este aspecto.

Otra cuestión que se cubre con la ITV es tener problemas ante futuros controles de tránsito en la ruta, sobre todo cuando se traspasan límites interprovinciales o incluso si alguien viaja a Chile, en donde suelen ser más rigurosos con el cumplimiento de las normas vigentes.

  • Matafuegos

No olvidar llevar un matafuego en condiciones de funcionamiento adecuadas para utilizar en caso de ser necesario en un incidente propio o colaborar en alguna situación que involucre a terceros.

  • Llevar la documentación del vehículo

Parece una cuestión sobre la que no es necesario alertar pero hay que tener en cuenta que resulta fundamental cargar toda la documentación del vehículo y tenerla siempre a mano frente a un requerimiento de un control de tránsito. Dentro de la documentación requerida están: carnet de conducir, tarjeta verde o azul, constancia de seguro vigente, oblea de ITV, y eventualmente constancia de pago de patentes.

No te olvides de preparar el auto para las vacaciones

¡Felices Vacaciones!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *