Cómo cuidar tu auto del calor

Debemos tener mucho cuidado con nuestro vehículo, ya que las altas temperaturas pueden afectar aspectos como la carrocería, el funcionamiento y su potencia.

¿Qué tenemos que controlar?

Con el calor los neumáticos quedan más propensos a alcanzar una temperatura más alta y con la presión demasiado baja, la banda de rodadura se calentará de más ocasionando que se reduzca la vida de las llantas hasta en un 15%.  ¡Revisa la presión de las llantas!

La temperatura del motor cuando está frío debe estar en la temperatura más baja, pero luego de 5 a 10 minutos de encendido deberá mantenerse en 90°.

Cuando la temperatura llega a la zona roja el motor corre el riesgo de quemarse. ¡Revisa el motor!

Con el paso del tiempo, la pintura va perdiendo su brillo y los plásticos se van decolorando al quedar expuestos por largos periodos al sol. Lo mismo sucede con las juntas de las puertas y las gomas de los limpiaparabrisas. Podés incorporar una cera protectora contra los rayos ultravioletas para cuidar la carrocería a la hora del lavar tu vehículo. 

Cuando dejamos nuestro auto expuesto al sol, el interior pueda alcanzar temperaturas de hasta 60°, esto podría deformar las piezas y decolorarlas. 

Lo mejor es usar un parasol para que los rayos de sol reboten y no impacten directamente en el vehículo, disminuyendo un 40% los daños que provoca el sol en el interior del auto, tanto en tapizados como en los elementos plásticos. 

La acción de frenado genera calor, y en verano esa temperatura se multiplica, provocando sobrecalentamiento en los frenos provocando la pérdida de efectividad de los frenos, la reducción de la vida del líquido de frenos y la deformación de los discos. 

Por eso, evitá conducir de forma agresiva y usá marchas más cortas para que el freno de motor haga lo suyo. 

El aire acondicionado del auto debe estar en perfecto estado, ya que con el calor el motor puede sobrecalentarse. Cuidá este sistema arrancando e iniciando la marcha con la ventanilla ligeramente abierta y encendé el aire acondicionado unos momentos después del arranque.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *