Profesionales de los Motores: Carlos Chiavazza, un artesano del motor de competición

 Dedicado a los vehículos de competición, Carlos Chiavazza se brinda full time al taller desde hace más de 8 años. Su hobby son las picadas y, para el mecánico, cada uno de sus proyectos es “como un hijo”.

Carlos Chiavazza dedica su tiempo a su pasión, los autos de competición. En su taller ubicado Villa María prepara vehículos para todo el territorio nacional. Este profesional de los motores no ha perdido el tiempo.

Al comienzo, trabajaba fuera de horario de su trabajo en Rectificadora Villa María para poner manos a la obra en su taller. Ahora, ya instalado y reconocido dentro del ambiente fierrero, dispone de sus tiempos para viajar y participar de los encuentros de picadas de todo el país.

VILLA MARÍA REPUESTOS dialogó con el profesional de 34 años que trabaja en su taller Chiavazza Racing, ubicado en boulevar Italia 856 (Villa María).

-¿Cómo es la historia del taller?

-El taller inicia en el patio de la casa de mi mamá. Trabajé 12 años en Rectificaciones Villa María. Los últimos tres años trabajé con Fabricio (Fonseca). Nada que ver lo que hacía ahí con la mecánica. Antiguamente comencé en la “Escuela de Trabajo” pero en mi vida pensé en ser mecánico. Me gustaba la tornería, soltar, pero no los autos. Al terminar la escuela entré a trabajar en Rectificaciones Villa María, comencé a jugar con mi propio auto. Vivía más roto que arreglado.

Una tía me llevaba el auto para hacerle service y fue una cadena que estuve 7 años trabajando así fuera de hora en la casa de mi mamá. Después busqué un lugar en la calle San Juan y trabajaba medio día en Rectificaciones y medio en el taller por 4 o 5 años más. Cuando ya no daba más abasto, decidí dejar la rectificadora y dedicarme solamente al taller. Cada vez me enfocaba más al auto de carreras. Hasta que nos dedicamos exclusivamente a la competición, autos de rally, en su momento autos de pista y de picadas, que es lo que más me gusta. Hace 4 años que estoy en este lugar, más 3 o 4 años en la calle San Juan que me dedico todo el día al taller.

-¿Cómo fue tu capacitación?

-De la parte mecánica, en la rectificadora aprendí más que en cualquier curso que te puedan dar. Y en el patio de mi casa también. Después realicé cursos con una línea de inyecciones programables en Brasil.

-¿De qué te sentís más orgulloso?

-Todos los autos que armamos en el tema picadas, últimamente proyectos muy grandes de 7 u 8 meses de desarrollo con muchísima plata y tiempo, son propios. Los últimos cinco o seis valen la pena. Le ponemos tantas horas y empeño que terminan siendo como hijos.

-¿Qué es lo mejor de tener tu propio negocio?

-Un poco la libertad de hacer lo que a uno le gusta. Si un día no tenes ganas de estar todo el día, podes ir a tomar un café con un amigo o a buscar repuestos. Destinarle el tiempo que uno tenga ganas.

-¿Desde qué comenzaste que es lo que te caracteriza a través del tiempo?

-La limpieza y el orden. Los autos de acá se van lavados. Es una política mía, el orden y la limpieza es fundamental para cualquier negocio.

-¿Cuál fue el desafío más grande que has tenido?

-El desafío más grande que he tenido es un Renault Clio que estamos desarrollando ahora. Ese auto me está sacando los pocos pelos que me quedan. Es un proyecto de muchos meses, mucho dinero y compromiso. En las picadas ese auto va a ser el ícono del taller.

-¿Cuál es tu hobby?

-Las picadas. También he corrido en rally.

Ping-pong con Carlos

 -¿Cuándo empezaste en la mecánica?

-Hace como 15 años atrás

-¿Cómo aprendiste el oficio?

-Rompiendo.

-¿En qué consiste tu trabajo?

-Llega un auto con cierta potencia y acá le damos bastante más potencia de lo que tiene.

-¿Cómo es tu jornada?

-De 8 a 13 y de 15.30 hasta que se termina lo que haya que terminar. Nos hemos quedado hasta las 3 de la mañana a veces.

-¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

-La satisfacción que te da un auto al que se le reconoce su funcionamiento.

-¿Y lo que menos te gusta?

-Cuando hay que volver a hacer el mismo trabajo, por alguna rotura o falla.

-¿Qué cambios has visto en este tiempo en los motores y autos?

-Hoy en día los motores cada vez se rompen más fáciles. Y nosotros, que le buscamos más el límite, se rompen más rápido. Pero también hay muchos elementos y materiales que se utilizan para mejorar la performance de un motor. Lo que ha mejorado últimamente es la electrónica. Nosotros utilizamos un tipo de inyección que es totalmente programable. Adaptamos nuestro trabajo a cualquier auto, desde un paramotor de un avioncito hasta en motos y autos.

-Consejos para alargar la vida útil del auto.

-Traerlo acá.

-¿Qué auto familiar recomendás?

-Volkswagen.

-¿Cuál te comprarías?

-Tengo un Bora y me compraría un Passat.

-¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

-Ir a pescar.

-¿Tu “copiloto”?

-Puedo nombrarte a dos, uno es Fabricio Fonseca y otro es Javier Sanz.

1 comentario en “Profesionales de los Motores: Carlos Chiavazza”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *